Eugenia Rojo

La dama de la cocina dominicana

Decir que fue agradable, no alcanza a describir completamente la experiencia de entrevistar a la dama de la cocina dominicana, Eugenia Rojo. Esta mujer de cara sonriente y carácter dispuesto me recibió en las instalaciones de CDN, con una actitud tan refrescante que cualquiera que nos viera de lejos creería que nos conocemos desde siempre o que nos hemos visto por ahí, en cualquiera de esas otras vidas pasadas, que algunas personas sostienen que tenemos los seres humanos.

Se confiesa admiradora del pueblo santiaguero (donde reside la mayor parte del equipo Bien-etre) desde el principio de la entrevista y nos comienza a contar como nace su pasión por las artes culinarias gracias a su abuela, quien era de origen francés y la responsable de preparar los platos exquisitos que hacen que ella, más adelante, se enamore de la cocina.

10 Eugenia Rojo - Especial gastronimíaMientras vive en E.E.U.U. comienza a estudiar gastronomía en distintos lugares, siempre sintiendo una inclinación hacia la comida hindú, por motivos que ella descubriría posteriormente en una cita concertada con Brian Weiss, el afamado autor del bestseller “Muchas vidas, muchos maestros”.

“La cocina y la espiritualidad van de la mano”, nos dijo y así comenzó la conversación sobre los sabores de la india que ella conocía, como los integraba a sus comidas y porqué es vegetariana, “aunque nunca me ha gustado tanto la carne”, nos asegura. Es por eso que siempre vemos que, en su programa, induce a la gente, mediante las receta que prepara, a comer saludable y exquisito al mismo tiempo.

¿Cómo entra al mundo de la televisión entonces? Pues al llegar a la República Dominicana, comienza a impartir cursos o talleres de cocina y alentada por muchas de sus estudiantes entra al mundo de la comunicación según ella misma nos dice ‘por casualidad’. “Estoy convencida de que uno viene aquí a dar, a cumplir con un propósito y mi deseo de compartir los conocimientos que tenía a la mayor cantidad de personas posibles, es lo que me lleva a decidirme por incursionar en la televisión, que es un medio que llega a muchas personas”.

Ya de eso hace 17 años. En todo este tiempo no ha perdido nunca el gustoEugenia Rojo del público y cada vez más se incrementa la cantidad de sus seguidores. ¿Cómo logra reinventarse cada día?, le pregunto. “Pues hay que tener más que talento, hay que tener también conocimiento de cómo integrar los elementos en la comida y poner mucho amor en lo que se hace, creo que esa es la clave”, nos confiesa. Y es que

preparar más de cuatro mil platos diferentes en todo este tiempo no es tarea fácil para nadie que conozca.

Su impacto en el público ha sido tal que ha tenido experiencias con mujeres que le han comentado, por ejemplo, que tienen su propio negocio gracias a ella o que incluso han salvado su matrimonio después de haber comenzado a inventar en la cocina gracias a los platos fáciles y deliciosos que ella enseña a preparar cada día. No de balde dice un refrán por ahí, que “el amor entra por la boca”

Y así seguimos conversando sobre las bondades de las legumbres, los beneficios para la salud que tiene el chile y sobre cómo preparar una habichuela de forma correcta y saludable: “le echas una cebolla entera y una cabeza de ajo, pones a hervir a fuego lento y cuando ya están blanditas (las habichuelas) trituras el ajo y la cebolla… es todo. Ni siquiera necesitan sal.” ¡ Vaya manera de cocinar! simple y concisa. “La cocina no es para complicarse, es para disfrutarla”, nos dice con esa gran sonrisa que la caracterizó desde el principio.

¿Hay algún sueño que aún tenga por cumplir?, decidí curiosear finalmente. “Pues me gustaría tener un restaurante donde la gente pueda comer como en casa, pero como soy muy meticulosa con todo, creo que tendría que dejar la televisión para dedicarme a ello y eso es algo que no estoy dispuesta a hacer. Dios es el que sabe, si el quiere que lo tenga lo tendré”, nos dijo para concluir después de agradecernos nuestra presencia e invitarnos a almorzar lo que prepararía ese día en su programa, sin saber que los bendecidos y agradecidos fuimos el equipo allí por haber conocido a una persona con tanta calidad humana.

“La creatividad y la pasión son indispensables para desarrollar una sensibilidad gastronómica”

Cuéntame Qué Te Pareció